Amazon pagará a un grupo de escritores por sus obras, en función de las páginas que lean los lectores en linea.

Amazon ha ideado un nuevo sistema para repartir el dinero que ingresa por la lectura de los ebooks en línea.

 

Hasta ahora los autores que publicaban en KDP Select, (autopublicación directa en Amazon, que le otorga la exclusiva y un margen del 70% para el escritor) también cobraban de los servicios Kindle unlimited, servicio que permite leer sin límite libros online elegidos entre una base de 800.000 por sólo 9,99 euros al mes. Igualmente en la librería de préstamos, abierta para los miembros de Amazon Prime (que cuesta 99 dólares al año). Los suscriptores de ese servicio pueden descargarse libros para leer en linea sin coste adicional.

 

Como estas lecturas no cuestan dinero, Amazon no puede dar a los autores un porcentaje de la ganancia que generan sus libros electrónicos. Hasta ahora, lo que hacía era crear un fondo cada mes (este mes era 3 millones de dólares) y lo dividía entre los autores. Amazon medía el número de descargas de cada libro y pagaba por ello.Desde el 1 de julio, la fórmula no se basará en las descargas sino en el número de páginas leídas.

 

Este sistema ajusta los pagos al interés real que suscitan las obras de los escritores, aquellos libros que sean abandonados en las primeras hojas o en los primeros capítulos generarán menos ganancias para el autor que los textos leídos integramente.

 

Esto supone una ventaja y un beneficio para los creadores con más talento, y para los que han generado obras más complejas con mayor trabajo, y viene a dar satisfacción a los autoeditores que lo habían solicitado desde hace tiempo.

 

Los pagos se realizarán en función de las páginas que el cliente lea del libro publicado, la primera vez que lo lean.

 

El ereader Kindle, o la tablet o la pantalla desde que se lea el ebook, detectará las páginas que han estado en pantalla el suficiente tiempo para ser leídas. No servirá el truco de aumentar el tipo de letra y dar doble espacio, porque el programa lo ajustará automáticamente para realizar el cálculo.

 

Este nuevo sistema beneficiará a los autores de obras más largas que llevan mayor trabajo, y a los que tengan más aceptación entre los lectores, sin embargo penalizarán a los autores que escriban obras cortas o sin aceptación cuya lectura será abandonada en las primeras páginas.

 

Este cambio, como es lógico no afectará a los ebooks vendidos en la Kindle Store ni en Amazon.com ya que sería totalmente injusto que la tienda de internet cobrara al comprador 5 euros por ejemplo, y luego solo pagara unos céntimos o nada al autor, porque el cliente solo ha leído unas páginas del libro.

 

Esta forma de evaluar los beneficios que reciben los autores, es un paso más en el que se afina el procedimiento para ser justos y premiar el talento. La informática lo hace posible. Creemos que Amazon ha acertado esta vez.

 

Fuente: Amazon.es

 

 

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

 

 

 

 

 

 

Obra colectiva del equipo de coordinación ZonaeReader

También en redes sociales :)